Juguete VS Tablet

En este artículo, vamos a hablar de las ventajas que tienen para nosotros los juguetes frente a las aplicaciones de tablet o smartphone. Vaya por delante aclarar, que no pretendemos demonizar los gadget tecnológicos. Como se suele decir, el veneno está en la dosis, por lo que un uso responsable de los mismos, quizás pueda aportar beneficios. Pero, ¿son suficientes para desplazar a los juguetes tradicionales? Desde cochesdejuguetes.net tenemos una opinión clara; por ello, hoy queremos compartir todas las ventajas que encontramos en los juguetes y que echamos en falta en la tecnología:

Socializar:

A diferencia de las tablet, que aíslan al niño en su mundo (en el de la aplicación, no en el del niño), un juguete va a favorecer que pueda interactuar con otras personas. Es fácil que si va al parque acompañado de un juguete, se le acerquen otros niños curiosos de verlo o jugar con él. De esta manera, aumentan las oportunidades para establecer vínculos con el entorno, y con el tiempo… ¿quién dice que estos primeros contactos no puedan terminar en amistad?

Pero los juguetes no sólo facilitan la comunicación entre iguales, son tan maravillosos que permiten eliminar las barreras generacionales. Nuestros mayores, y no tan mayores, se ven en ocasiones desbordados ante tantas novedades tecnológicas. No todos los abuelos se sienten cómodos preguntando a su nieto por la última aplicación de moda. Reconozcámoslo, ¡no siempre es fácil estar al día con todas las novedades! Uno a veces se siente desfasado, pero no por ello debe sentirse desplazado, hay que seguir buscando nudos que nos unan, en lugar de muros que nos separen. Y en este contexto, poner al niño a jugar con una tablet es crear una barrera invisible entre el niño y sus mayores.  En cambio, si una persona adulta ve a alguno de los pequeños de la casa jugando con un coche, es más fácil que pueda empatizar con su diversión, porque al fin y al cabo, no distará mucho de la que esta persona vivió en su infancia. Agacharse para hablar con él y jugar un rato juntos es el siguiente paso. ¿Os interesan las ventajas de jugar para el adulto? Esto será tema para otro artículo. No os lo perdáis.

Vínculo:

Otro punto importante a comentar es que a diferencia de las tablet, o demás gadget tecnológicos, que se quedan desfasados en cuestión de un par de años; un juguete puede ser más significativo desde el punto de vista emocional y por tanto más difícilmente reemplazable. Se puede crear un vínculo con el juguete que perdure en el tiempo y sobreviva a otros caprichos más eventuales. Con un juguete, los niños pueden divertirse años y años. Por tanto, éstos tendrán una historia, una historia conjunta a la de su propietario. Así, los más pequeños recordarán las aventuras o los juegos simbólicos que harán con ellos e irán sumando experiencias positivas a su vida. En contraposición a esto, las tablet, siguen el patrón “de usar y tirar”, cuando una tablet se queda obsoleta se tira o abandona y se compra otra, no existe un vínculo a largo plazo comparable al que se crea con un juguete. Es un continuo: “esta aplicación me aburre, me bajo otra, y así con las sucesivas”. Con las tablet y sus aplicaciones estamos favoreciendo el carácter desechable de las cosas, el consumo rápido y por tanto la pérdida de valor a largo plazo.

Los lazos a nuestra infancia ejercen una gran influencia en la personalidad que vamos desarrollando, y los juguetes son los facilitadores perfectos para crear fantásticos recuerdos. Recuerdos, que en un futuro podrán ver, tocar, enseñar o incluso volver a jugar con sus propios hijos. Lo podemos ver en nosotros, ¿Quién no guarda cariño a sus juguetes favoritos? En cambio, ¿recordáis con anhelo los juegos en las recreativas? Seguro que lo pasásteis bien en alguna de ellas, pero ese buen recuerdo ¿es por el juego o en sí, o es por todo lo que había alrededor: estar con los amigos, las tardes de verano…? una aplicación tan sólo ofrece un entretenimiento inmediato sin vínculos reales, sin poso, sin historias que contar.

Sostenible:

Comprar juguetes de calidad es sostenible para el medio ambiente. Todos somos conscientes de los problemas que causan los materiales nuestros aparatos electrónicos. No vamos a hablar ahora de eso. Pero los juguetes sí tienen ese aspecto más ecológico. Un juguete puede durar muchos años y permitir jugar con él con la misma o más intensidad. Ni que decir tiene que ese juguete, puede pasar por decenas y decenas de manos. Un juguete de calidad no se estropea tan fácilmente. ¿Cuántos de vosotros se encuentra con sus viejos juguetes cuando visita, por ejemplo, a sus primos pequeños? Desde cochesdejuguete.net tendríamos mucho para contar en este aspecto …(aprovechamos para recordar a cierta jovenzuela con flequillo despeinado que el coche verde era con vuelta… ejem, ejem)

Creatividad:

Los juguetes permiten un juego simbólico y desarrollar más la creatividad. En una aplicación nos lo dan todo hecho, su diseñador es quien decide cómo y de qué forma se juega. ¿Les entretiene en el momento? Sí. Pero, ¿no les estamos quitando poder a los niños de resolver su propio aburrimiento? ¿no les estamos enseñando a depender de un ocio que no controlan? ¿no les estamos sobreestimulando poniendo una tablet ante ellos cada vez que se quejan? Sin embargo, al pasar su tiempo con un juguete, son ellos los que tienen  el control de lo que va a pasar. Tienen que IMAGINAR una situación, DESARROLLAR una historia, y SIMULAR en la realidad todo lo que primero existió sólo en su cabeza.

Enlazando con esto, el juego en un dispositivo electrónico es siempre muy parecido, y no se ve influido por el entorno. Es igual que estén jugando en casa, en el coche, o en la Conchinchina. El proceso es siempre el mismo. Encender la tablet, abrir la aplicación y aislarse en su mundo (el de la aplicación). Sin embargo, con un juguete tendrán que adaptarse a la situación, y lo harán encantados. Por ejemplo, a mi me encantaban los coches. Y no era lo mismo jugar en casa en mi alfombra, o jugar en casa de familiares, o ir al campo y jugar en tierra, arena o hierba. Eran oportunidades de desarrollar la creatividad y adaptabilidad ajustando el juego al entorno.

Precio:

En este punto vamos a tratar un tema que nos toca más a nosotros como adultos. Una tablet o smartphone medio puede costar mínimo 150€ y estar operativos y actualizados por, a lo sumo, 4 años. Pocos juguetes alcanzan esa cifra económica, y durabilidad en perfectas condiciones es, de lejos, mucho mayor. Una tablet es un dispositivo que NO está diseñado para niños, lo pueden utilizar, pero no es su propósito. Un juguete SÍ lo es. Partiendo de este pequeño detalle, podemos deducir que una tablet, se cae y se acabó. Un juguete está preparado para caerse (siempre que sea de una marca reconocida).

Conclusión:

Si estás pensando regalar algo a un niño o evidentemente a una niña, se sobreentiende. Nuestra recomendación es que le regales algo que realmente esté diseñado para ellos. Algo con lo que puedan interactuar con otras personas. Algo con lo que puedan crear un vínculo especial a largo plazo. Algo que les permita desarrollar su creatividad. Y que ese algo no contribuya a los problemas del planeta.

Regala, UN JUGUETE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *