Coches eléctricos para niños

Sentir la brisa en la cara, ver pasar la ciudad y dejar que el viento te desmelene… Y es que al igual que los de los mayores, ¡tener un coche eléctrico mola! Los nuevos coches eléctricos para niños han mejorado mucho en la calidad de las baterías, controles y acabados. Salir de paseo con su nuevo vehículo va a ser algo emocionante. Es como la ilusión que sentimos nosotros cuando entra un nuevo coche en la familia, ¡pero multiplicada por mil! Además los tienes de diferentes estilos, puedes regalar un deportivo o de carreras, todoterreno 4×4 o porqué no una moto o un tractor. La decisión es tuya. O suya 😉 Hoy en día las opciones son muchas, pero no te preocupes porque aquí hemos elegido lo mejor de lo mejor.

enlace afiliados amazon




Productos relacionados


¿Porqué comprar un coche o moto con batería de juguete?

¿Aparte de porque es muuuy guay? ¡Claro que hay buenas razones para hacer este regalo! Un vehículo de este tipo le da esa sensación de autonomía que no siempre, ni en todas las situaciones, le podemos dar. Es una manera de salir de paseo sin que nuestro peque se descontrole. Es el equilibrio justo entre libertad y seguridad. Y sí, leíste bien. “sensación de autonomía” porque la mayoría de los productos traen un mando de control remoto por si nos ha salido el próximo Fernando Alonso o la próxima María Teresa de Filippis.

¿Hay diferentes modelos de coches electricos infantiles?¿En qué hay que fijarse a la hora de comprar un coche a batería?

La principal diferencia técnica en que nos tenemos que fijar a la hora de comprar un coche o moto eléctrica infantil es el voltaje de la batería. Los más comunes son coches electricos de 6v y de 12v. Los primeros están orientados a los más pequeños, son muy seguros, la velocidad máxima es la de paseo y traen mando de control remoto para los padres. Los segundos ya son otra cosa, los hay incluso de 2 plazas. Sin dejar a un lado la seguridad, pueden alcanzar una velocidad que te haría trotar si quisieras alcanzar a tu pequeño. Por suerte, la mayoría de modelos incluyen el control remoto con el que podrás frenar o porqué no, hacerle disfrutar con tu maestría y habilidad en los mandos. El tiempo de carga varía según el modelo, pero suelen estar entre las 8 y las 12 horas, y la autonomía va a depender del terreno, el peso del niño y el uso de accesorios como la radio o las luces, pero suelen rondar los 45 minutos. ¿Me voy a dejar los riñones para meterlo en casa? El peso de los coches ronda los 10-12kg y las motos entre 5 y 8 kg. No es algo excesivo, pero hay que tenerlo en cuenta. Existen modelos más potentes, he incluso algunos con asientos de piel, 2 plazas, cinturón de seguridad, música, luces… y los hay baratos a buen precio, eso ya depende de lo que nos queramos gastar. Pero sea uno u otro, ten por seguro que cualquiera de estos vehículos electricos a batería les hará disfrutar y serán la envidia del parque.

¿Aún no sabes por cual decidirte? Puedes encontrar más productos en alguna de las siguientes categorías: